Las ‘mini’ guerreras llegaban al ‘Monsa’ para disputar el último partido de la temporada en casa, frente a su afición. Un encuentro en el que querían los tres puntos para dedicar a su jugadora número doce y agradecerle el apoyo aportado durante toda esta campaña. La marea azulona que les ha acompañado partido a partido, alentándolas en los peores momentos y llevándolas en volandas cuando los resultados acompañaban. Así, con este contexto, llegaba el CF Esportiva Il-licitana Raval a Santa Pola. El encuentro comenzó con buen pie desde el primer minuto, y es que María Abad se encargaba de empujar un balón peinado por Yai en un saque de esquina. El primer tanto que hacía prever que el partido iba a tener un gran final, y no defraudó. El partido transcurría ante el control del centro del campo y la velocidad por las bandas, que eran aprovechadas para crear las mejores ocasiones de gol. Pero hasta el minuto 35 no volvieron a ampliar distancias en el marcador. En esta ocasión fue Ana la que galopó desde el centro del campo para plantarse sola delante de la portera, aprovechando su desbordante velocidad, para mandar el esférico con gran acierto al fondo de la red. Un premio más que merecido por la gran temporada que está realizando la delantera del Bahía. Justo antes del descanso, Patri aprovechó una oportunidad para anotar el tercero de la tarde en una jugada casi imposible. La jugadora azulona estaba escorada en la línea de fondo, al lado izquierdo de la portera justo en el momento en el que decidió pisar el balón y lanzar un disparo que terminó en un gol psicológico que dejaba tocadas a las ilicitanas justo a un minuto de que el colegiado señalara el final de una primera parte espectacular.

En los segundos 45 minutos continuó con el gran nivel de fútbol de unas ‘mini’ guerreras que han conseguido una progresión inigualable y casi inimaginable al principio de la temporada. Todavía quedaban dos goles más, uno de Nerea que con su velocidad consiguió rematar sola delante de la guardameta en un disparo certero, y otro de Laura R. en el último minuto de partido que suponía el quinto tanto de la tarde. La jugada comenzó con un pase en largo de María Abad hacia Nerea que dispara sin acierto, una ocasión que Laura no desaprovechó y, escorada a la derecha, decidió rematar y sellar así el partido con un 5-0 que implica que el equipo se afiance, todavía más, en la séptima plaza con 20 puntos. Este fin de semana terminan su primera temporada frente al Elche CF SAD ‘C’ fuera de casa frente a unas ilicitanas que van terceras en la clasificación. Las ‘mini’ guerreras han logrado convertirse en un bloque unido, son una piña, una familia tanto dentro como fuera del terreno de juego, y eso se nota en cada jugada. Se entienden a la perfección y saben el movimiento que va a hacer su compañera si deciden dar un pase en largo o si apuestan porque la defensa saque el balón jugado desde atrás, ese muro infranqueable que ha aportado la seguridad que faltaba en los primeros encuentros del campeonato. El centro del campo se ha consolidado y ha logrado controlar el esférico en casi todos los encuentros, se ganaran o se perdieran, pero esto ha sido indispensable para continuar con la progresión semana a semana. Además, en la delantera se han unido la velocidad, el desborde y el acierto de cara a portería, lo que ha supuesto que se hayan anotado 37 tantos en los 17 partidos que se han disputado hasta la fecha.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies